Seguros para bodas

Seguros para bodas

Con la llegada del buen tiempo empieza la temporada de bodas.

El seguro para bodas,  ¿es necesario contratarlo?.

Por supuesto no se trata de un seguro obligatorio, así pues, contratarlo o no, es simplemente una decisión personal que debe tomar en función de sus propios intereses e ideales, aunque quizá sea conveniente ponerse en situación.

Estás enamorado/a  de tu pareja y ya habéis señalado una fecha para llevar a cabo vuestro deseado enlace matrimonial.

Comienza un recorrido que os debe conducir a la eterna felicidad, pero primero hay que realizar muchos preparativos, para recibir ese día tan importante con las mayores garantías de éxito.

Son muchísimos los detalles y las decisiones que la pareja debe tener en cuenta como, donde celebrarlo, proveedores, vestimenta, video y fotografía, regalos, flores, anillos e incluso hasta la tarta nupcial.

Seguro que todo está previsto, excepto aquello que no depende de nosotros, como la posible quiebra de la empresa de catering o daños graves producidos en el lugar de la  celebración antes del evento y que impidan llevarlo a cabo, la incomparecencia del fotógrafo,  accidentes con la vestimenta ceremonial previas al evento o mientras se está produciendo, etc.

No podemos olvidar que todos estos preparativos conllevan un gran desembolso económico.

En el caso de los seguros para bodas, que a primera vista pueden chocar por no muy conocidos, realmente estamos ante un tipo de seguro especializado que parte de otro muy común, el seguro de cancelación de eventos.

¿Qué es el seguro de cancelación de eventos?

El seguro de cancelación de eventos está vinculado a la planificación, organización y ejecución de actos y eventos. Su finalidad es cubrir los gastos desembolsados por el organizador (empresa dedicada a la organización de eventos, espectáculos, festejos, etc.) y que no se pueden recuperar si el acto no se ejecuta. Entre los gastos cubiertos por este tipo de seguros están: salarios, alquileres, seguros sociales, publicidad, etc.

El seguro para bodas

Como ya hemos indicado se trata de un seguro que se basa en los de cancelación de eventos. Obviamente no es un seguro obligatorio, es decir, sólo accederemos a su contratación en caso de determinar que deseamos proteger los gastos de celebración del evento matrimonial.

Hay que tener en cuenta que la celebración de una boda supone asumir un buen número de gastos que van desde la propia ceremonia hasta los banquetes de celebración, la ropa, los reportajes gráficos, los regalos, etc.

Lo que propone el seguro para bodas es que en caso de que infortunadamente alguna de estas cuestiones o todas deban ser suspendidas o sufran determinadas incidencias se pueda acceder a una indemnización compensatoria.

Vamos a encontrar diferentes propuestas para este tipo de seguros, de hecho en los últimos años han proliferado a través de Internet y no es en absoluto complejo encontrar estas propuestas. También dentro de algunas de las compañías aseguradoras tradicionales podemos encontrar propuestas en este sentido.

En general estas propuestas de seguros para bodas nos van a ofrecer una indemnización pactada de los gastos no reembolsables que puedan surgir a partir de la cancelación de la boda. Hay que tener en cuenta que cada seguro asume de manera particular una serie de causas descritas en las condiciones generales del contrato y que no necesariamente dos seguros para bodas van a admitir las mismas situaciones, por lo que es básico comparar a fondo la propuesta antes de su contratación.

Dentro de lo que cubren estos seguros vamos a poder tener coberturas sobre la cancelación a título general, pero también sobre gastos de reorganización de la boda, quiebra de proveedores, ropa ceremonial, regalos, transporte, flores, fotografía y vídeo

Es general también que estos seguros en algunos casos pidan franquicias aunque no resultan elevadas, podemos estar hablando de franquicias entre 30 € y 50 €.

Como resulta fácil de comprender el coste de los seguros para bodas tiene que ver con los límites de las indemnizaciones que se pactan. En general para límites que no superen los 25.000 € podemos encontrar, dependiendo del importe, pólizas desde apenas 70 € hasta cerca de los 200 € para las cantidades más cercanas a los 25.000 €. También hay que recordar que estos precios en algunos casos pueden verse incrementados si las circunstancias del lugar de celebración así lo aconsejan a la aseguradora, por ejemplo eventos en exteriores o con alta probabilidad de cancelación por climatología.

En definitiva no es un seguro muy conocido aún ni en el que pensemos con la misma intensidad que ante otro tipo de eventos como por ejemplo viajes, pero, si puede ser un seguro muy eficaz si tenemos en cuenta lo que es capaz de asumir y proteger.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *