• 950 27 69 00

  • info@segusan.es

  • C/Murcia 25 Almería 04004 - Crt. Almería 81 Adra 04470

¿Qué no podemos dejar de tener en cuenta a la hora de contratar nuestro seguro de decesos?

Por razones obvias, el seguro de decesos es uno de los más contratados en general y, paradójicamente, uno de los más desconocidos. En el perfil medio del contratante medio de un seguro de auto o de hogar, por poner dos ejemplos, figura un porcentaje importante de casos en los que se posee un conocimiento bastante avanzado de las coberturas, las comparativas de precios y también los aspectos prácticos más relevantes del seguro contratado.

En el caso del decesos, la mayoría de los estudios apuntan a un desconocimiento importante de las características de lo contratado, así como del estudio de las diferentes opciones que ofrece una misma compañía y los aspectos diferenciales entre unas y otras.

Cuatro son los puntos clave que un asegurado de decesos ha de conocer con profundidad acerca de su seguro. Por un lado, el grado de influencia que tiene la edad de los asegurados en la configuración en sí del seguro. De esta manera, podrá manejar con mejor resultado la estructura del seguro que finalmente contrata y afinar en cuanto al coste.

Por otro lado, en segundo lugar, es fundamental estudiar las coberturas que presenta cada seguro. Al fin y al cabo, se trata de saber, como en cualquier otro seguro, qué es exactamente lo que cubre la póliza, algo básico en cualquier contratación pero especialmente en la de decesos, puesto que es habitual que las compañías oferten coberturas complementarias a lo que en realidad se contrata y que el ‘nudo’ de la contratación tenga excepcionalidades. Como a nadie se le ocurriría comprar un coche sin conocer sus prestaciones o una casa sin saber el número de habitaciones, una lectura de las prestaciones o coberturas de todas las opciones que estudiamos para el seguro de decesos es absolutamente fundamental.

En tercera lugar, es perentorio conocer el tipo de prima que se puede contratar o, en su caso, la que ya se tiene contratada. Esta información puede resultar un poco más técnica, lo cual hace importante contar con el asesoramiento de un agente o correduría de confianza, que sepa explicar bien el contenido y recomendar el tipo que mejor se adapta a cada caso.

Finalmente, en cuarto lugar, se hace absolutamente necesario saber a ciencia cierta la cantidad de años que se renovará la póliza, puesto que ello redundará en el coste final del seguro y también en nuestra manera de afrontarlo.

Tal y como decíamos en el punto 3, pero en general, para cualquiera de los cuatro, nuestra recomendación desde SEGUSÁN CORREDURÍA DE SEGUROS es siempre buscar un trato personalizado y un asesoramiento técnico de profesionales que conozcan la materia, sepan explicarla y gocen de nuestra plena confianza.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *