fbpx
  • 950 27 69 00

  • info@segusan.es

  • C/Murcia 25 Almería 04004 - Crt. Almería 81 Adra 04470

¿Negocio cerrado? En Segusán presentan cuáles son las coberturas ante el ‘lucro cesante’ para paliar la pérdida de beneficios económicos

La provincia de Almería continúa albergando restricciones de movilidad y apertura de comercios catalogados como ‘no esenciales’ debido a la incidencia que está teniendo la pandemia del Covid-19 en los diferentes municipios que se integran en ella, lo que ha conllevado a muchos empresarios y autónomos a verse obligados a cerrar temporalmente sus negocios sin tener la posibilidad de tener beneficio económico alguno. Por ello, desde Segusán correduría de seguros quieren dar a conocer cuáles son las coberturas que cubre el seguro ante la posibilidad real de cierre de dichos comercios, tratando así de paliar la pérdida del beneficio económico que, durante el cierre obligatorio, no permitirá adquirir las ventas de dicho negocio al propietario de este.

Para mencionar esta situación, hay que destacar que la cobertura que cubrirá dicha pérdida económica es la llamada ‘lucro cesante’. Además, para que un comercio entre dentro de dicha cobertura, hay que añadir que se trata de una situación en la que se dejan de obtener ganancias debido a un delito, un incumplimiento de contrato o daños ocasionados por terceros que lleven a la interrupción temporal, total o parcial, del negocio. Es decir, que se trata de la pérdida del rendimiento económico que se obtiene de forma directa con la actividad habitual del comercio.

Sobre el funcionamiento de la cobertura hay que detallar que, en caso de pérdida de rendimiento económico a causa del cierre de un comercio, sea de forma total o en parte, se encargará de cubrir el problema del supuesto cuando se deba a un siniestro que esté cubierto por el seguro contratado. Siempre teniendo en cuenta que la actividad se vaya a reanudar después del siniestro.

El objetivo que persigue la cobertura de pérdida de beneficios es el de obtener el mismo resultado de explotación en la cuenta de pérdidas y ganancias que se hubiera obtenido si el siniestro no hubiera tenido lugar.

Para conocer qué ventajas tiene esta cobertura, hay que dividirla en dos partes:

  • En caso de pérdida de rendimiento económico a causa de una interrupción temporal, total o parcial, se encargará de cubrir el problema en el supuesto de que esa paralización se haya producido a consecuencia de un siniestro y siempre que la actividad se vaya a volver a retomar.
  • Además, también pueden afectar a estos ingresos las obras, zanjas y socavones producidos en la vía pública por sucesos accidentales, como escapes de agua, que obliguen al asegurado cerrar su establecimiento al impedirse al acceso al mismo, para los que es muy positivo estar preparados.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *