¿Conoces todas las coberturas de tu seguro de hogar?

¿Conoces todas las coberturas de tu seguro de hogar?

El seguro de hogar es una de las pólizas que quizás más variedad de coberturas tenga y seguramente desconozcas. Normalmente cuando contratamos un seguro de hogar pensamos en una fuga de agua, incendio, roturas, averías de gran consideración o robo, pero debido a la gran cantidad de funcionalidades de esta póliza nos perdemos y no sabemos sacarle partido a nuestro seguro.

Coberturas más desconocidas del seguro de hogar

Desperfectos causados por tu mascota: en el caso de que nuestra mascota ocasione un daño a terceros, como una lesión o rotura de algún aparato, con excepción de los perros potencialmente peligrosos que requieren un seguro específico.
La vivienda queda inhabitable parcialmente o en su totalidad: ante un incendio, inundación u otro siniestro que te deje la casa inhabitable en su totalidad, el seguro se encarga los gastos del alquiler de otra vivienda así como los gastos derivados del traslado del mobiliario.

En el caso de que los desperfectos dejen el hogar parcialmente habitable, pero no sea posible cocinar ni hacer la colada, el seguro cubrirá los gastos derivados de comer fuera y el servicio de lavandería.
Contacto con profesionales del bricolaje o decoración: si estás pensando en mejorar tu vivienda, puedes recurrir a esta cobertura del seguro de hogar y se te pondrán en contacto con profesionales del ramo a precios con grandes descuentos. Por ejemplo: redecorar la vivienda, cambiar una cerradura por otra de mayor calidad, instalar hilo musical...etc.

 

Asistencia informática: la póliza de hogar te pone en contacto con expertos informáticos para solucionar los problemas que surjan en los equipos informáticos del hogar debido al ataque de un virus, desconocimiento de configuración de equipos.
Daños causados en el exterior de la vivienda: aquí es donde entra en acción la cobertura familiar, es parecida a la ya conocida responsabilidad civil, pero cubre específicamente los daños o desperfectos ocasionados por un miembro de la familia a un tercero fuera de casa. ¿Estáis de compras y tu hijo rompe un electrodoméstico sin querer? Pues esta cobertura cubre el daño ocasionado.
Alimentos estropeados en la nevera: se avería la nevera por un fallo eléctrico o subida de tensión y todos los alimentos del frigorífico se estropean sobre todo el congelado que ya no se puede recuperar. El seguro de hogar se hace cargo del importe económico derivado de este desastre.
Robo fuera de casa: el seguro de hogar suele cubrir el robo fuera del hogar en el que haya habido violencia o intimidación de los bienes que forman parte del contenido. También puede cubrir la indemnización por ropa estropeada (manchada que haya que llevar al tinte, ropa rasgada), joyas robadas, relojes y todos los objetos personales que en el momento del robo la persona llevase consigo. Para saber qué cantidad nos pagará la aseguradora, debemos revisar el cuadro de garantías de la póliza que hayamos contratado y poner una denuncia en la comisaría por robo.
Uso fraudulento de la tarjeta de crédito: reembolso en caso de que, por coacción, se haga un uso fraudulento de las tarjetas de crédito, cheques y libretas de ahorro.
Daños eléctricos: los producidos por sobretensiones y cortocircuitos sobre todos los aparatos eléctricos.
Garantía de daños estéticos: si tras un incendio en la cocina, la casa se llena de pequeñas partículas por el humo, el seguro se encarga de los gastos de la pintura de toda la casa. O por una fuga de agua, el parqué se estropea, además de la reparación de fontanería, el parqué será cambiado en la zona afectada y en su totalidad en toda la casa si no se encuentra el mismo tono de color del parqué original.
Asistencia en viaje: gastos de curación, traslado o repatriación en caso de enfermedad o accidente en el extranjero; indemnización por robo o extravío del equipaje; envío de medicamentos; anticipo de fondos en el extranjero.
Coste de la reobtención de documentos como DNI por pérdida o robo.

 

 

Exclusiones de las coberturas

-Las joyas: la mayoría de aseguradoras las incluyen en la póliza del seguro de hogar, pero introducen un límite muy bajo. Por lo que se recomienda pagar una cantidad superior de la póliza o contratar un seguro especial para joyas.
-El dinero: o se subscribe un seguro específico para el efectivo que guardemos en casa o lo dejamos sin cobertura.
-Obras de arte, relojes, antigüedades... En definitiva, todo objeto que por sus características tenga un valor alto, por lo que la aseguradora le otorgará un tratamiento especial. Se puede contratar el seguro para obras de arte.

Desde Segusán os aconsejamos para sacar el máximo partido al seguro de hogar.
• En primer lugar debes leer todas la coberturas que tienes contratadas para saber que daños puedes reclamar o no y sobre todo no tener duplicidades entre tus seguros.
• Piensa que debes contratar únicamente las pólizas y coberturas que necesitas. Para ello da una descripción real del continente o acude al catastro para conocer las características de la vivienda, y detalla también el contenido del hogar y así el seguro ajustará las coberturas necesarias al caso en concreto.

 

• Partiendo de la base de las coberturas de los seguros de hogar básicos, puedes ir ampliando las coberturas.
Acude a la atención personalizada con profesionales de confianza y que tengan experiencia. En Segusán le hacemos un estudio de sus seguros sin compromiso alguno, para que contrate justo lo que necesita y no tenga que pagar de más por tener varios seguros con coberturas duplicadas.

 

Nos avalan más de 60 años de experiencia. Nuestras oficinas están en Almería en C/ Murcia, 25 y en Adra en Carretera de Almería, 81. Nuestros servicios abarcan Almería y Granada. O pídenos cita en el 950 27 69 00

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *