Como actúan los seguros y qué hacer para reclamar daños de un accidente por el mal estado de la carretera

El estado de las carreteras en España, que tiene un suspenso según la Asociación Española de la Carretera, puede provocarte un accidente sobre el que poder reclamar los daños. El primer paso es saber quién es el propietario de las vías, que en muchas ocasiones es el Ministerio de Fomento o las autonomías

Si nunca has tenido un accidente de tráfico debido al mal estado de la carretera seguro que has pensado muchas veces y resulta una importante duda saber qué pasa en el caso de que tengas un accidente en carretera y el motivo sea directamente un estado deficiente de la calzada, como puede ser un bache, una imperfección de la calzada, un resalto no señalizado o de nueva aparición, etc…

De hecho, no sería ni tan extraño en España tener un accidente que se deba directamente al mal estado de la carretera, ya que según la Asociación Española de la Carretera (AEC), el estado de las carreteras españolas sería de suspenso, según indica el estudio “Necesidades de Inversión en Conservación 2015-2016”. El 94 % de los problemas de las carreteras se debe al deterioro del pavimento. El otro 6 % corresponde a la falta de la iluminación, al mal estado de las señales viales y a las barreras quitamiedos.

Pues bien, no es el fin del mundo ni perderás el importe de tus desperfectos por no saber a quién culpar o cómo reclamar en un accidente debido al estado de la calzada. Si es tu caso, para empezar lo primero es averiguar quién es el propietario de la carretera, ya que no todas son públicas, al menos en su totalidad. Normalmente las carreteras suelen pertenecer al Ministerio de Fomento, a las autonomías o a empresas privadas en el caso de carreteras de peajes.

Una vez se sabe el propietario de la carretera lo siguiente es llevar a cabo el proceso de reclamación, que empieza con conseguir demostrar que tuviste el accidente en la carretera, por lo que tú o tu abogado debe conseguir pruebas suficientes, teniendo en cuenta el atestado que haga la Guardia Civil o la Policía Local. Las fotos y la declaración de testigos pueden servir de pruebas factibles.

Una vez se ha conseguido averiguar quién es el propietario de la vía y se han obtenido pruebas del siniestro, tu aseguradora debe tener toda esta información para ya cubrir los costes de reparación y reclamarlos luego al titular de la vía, en el caso de tener póliza a todo riesgo. Si no tienes esta cobertura, puedes recurrir a la defensa jurídica de tu seguro que incluyen la mayoría de las compañías aseguradoras y así la compañía con la que tienes contratada la póliza podrá reclamar los daños con sus abogados o, si no, puedes pedir que te den entre 600 euros y 3.000 euros para que cubras los gastos de un abogado que tú contrates.

En el caso de no tener la cobertura de defensa jurídica incluida en la póliza, puedes contratar un abogado de forma independiente para que te defienda contra el propietario de la vía, recordando que el artículo 106 de la Constitución Española indica que en el caso de que la vía esté en mal estado puedes reclamar como perjudicado, siempre que no sean casos de fuerza mayor como la caída de un árbol, un terremoto, una tormenta o una gran nevada. Según este artículo, “los particulares tendrán derecho a ser indemnizados por toda lesión que sufran en cualquiera de sus bienes y derechos, salvo en los casos de fuerza mayor, siempre que la lesión sea consecuencia del funcionamiento de los servicios públicos”.

Campaña preguntas sobre seguros

Si tienes algún tipo de duda con tu seguro de vehículo o las coberturas que te ofrece ante cualquier tipo de siniestro, lanza tu pregunta a través nuestra campaña ’30 respuestas para 30 preguntas’ de Segusán:

Compartir


Deja una respuesta

CLAUSULA INFORMATIVA COMENTARIOS BLOG Responsable: SEGUSAN CORREDURIA DE SEGUROS, S.L. Finalidad: Publicar los comentarios recibidos a través del formulario habilitado en la web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán datos salvo obligación legal. Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional en el siguiente enlace. Ver política de privacidad